Los mejores dulces colombianos para deleitarte y emocionarte

Los mejores dulces colombianos para deleitarte y emocionarte

Llénate de recuerdos con estos famosos dulces colombianos, ¡Los mejores!

¡No te quedes sin conocer ni probar algunos de estos dulces colombianos! Ellos te traerán las mejores memorias, ¡te contamos todo!
 

Los colombianos que viven en el país y los migrantes tienen algo en común: el amor y la nostalgia infinita por aquellos dulces colombianos. Dulces que marcaron ─ y siguen marcando ─ su vida y la memoria de un país lleno de riquezas, experiencias y, por supuesto, sabores. 


¿Cómo es que estos dulces colombianos se han vuelto emblemas, no solo en Colombia, sino en el mundo? En primer lugar, todos ellos fueron creados y lanzados estratégicamente por las diferentes compañías. Esto para enfrentar a un mercado que venía en crecimiento y que necesitaba nuevas opciones para deleitar a sus consumidores. Sin embargo, para las empresas no fue suficiente el concepto de un dulce delicioso. Crearon dulces que innovaban en sabores, en texturas, en formas y sensaciones. Dulces que, sin lugar a duda, no tienen comparación en otros países. Esto hace que el que los pruebe viaje, de manera instantánea a Colombia. 


Estos dulces son experiencias y recuerdos. Son la infancia de muchos colombianos. Además, son el camino para descubrir un país hermoso para todos aquellos que hasta ahora se relacionan con su cultura y tradiciones.


Ahora bien, a pesar de la inmensa competencia gastronómica y productiva de otros países de América Latina y del continente en general, los dulces típicos colombianos siguen abarcando el comercio internacional. Estos continúan introduciéndose en la vida de miles de personas para darles momentos de alegría y un sorprendente gusto al paladar. 


Es debido a ellos que se hace necesario el conocer los siguientes dulces colombianos. ¡No te vas a arrepentir!

Dulces colombianos para transportarse a lo mejor de Colombia

Chocolatina Jet

Si se habla de dulces colombianos ¿cómo no hablar de las famosísimas chocolatina Jet? Este producto colombiano hace parte de las increíbles creaciones de la Compañía Nacional de Chocolates. Se ha consolidado como uno de sus productos estrella. De hecho, son productos de alta relevancia en más de 40 mercados, entre los que se encuentran México, Ecuador y Estados Unidos. 

Aunque seguramente las recuerdas, deberás conocer un dato curioso para conocerlas mejor: ¿sabes el porqué de su nombre? En 1961 ─fecha de su aparición─ también llegaron a la vida de los colombianos los primeros aviones de propulsión (Jet) Fue inspirándose en esta innovación que la Nacional de Chocolates decidió lanzar sus sabrosas chocolatinas bajo este nombre.

 

 Bon Bon Bum

Además de que este dulce tradicional colombiano es un verdadero manjar para cualquier colombiano, también lo es para el resto de los países. La Bon Bon Bum es la cuarta chupeta con chicle más vendida del mundo. Fue creada por la empresa Colombina. La idea surgió de una deliciosa chupeta que el gerente probó en Puerto Rico y que, con el tiempo, se hizo realidad en Colombia a través de los más deliciosos sabores. 

Al igual que como sucede con la chocolatina Jet, el nombre de este producto tiene un significado particular. Su nombre deriva de “Bombón” y el “Bum” corresponde a la explosión del chicle en la boca (Colombia.com, 2019) Todo es increíble en este dulce, ¿verdad? 

 Más dulces colombianos: Barriletes 

Dentro de los productos típicos colombianos cómo no recordar los tan afamados barriletes. A cualquier hora del día es imposible no alegrarse y entusiasmarse con esas barritas de colores y líneas. Barritas que se convirtieron en el símbolo de buenos y dulces momentos. Los barriletes, con su sabor inigualable, han acompañado a las familias colombianas desde hace ya muchos años y ¡lo seguirán haciendo!

¿Cómo aparecieron? En 1987 la compañía Súper —ya famosa por crear otros importantes dulces colombianos— decidió volver a probar el éxito sacando al mercado un nuevo producto que se volviera tendencia (Colombia.com, 2019) De ahí nacieron las tan apetecidas barras masticables, los barriletes.

Quipitos

¿Recuerdas esa extraña sensación que producía este fantástico dulce en la boca? Una sensación que asemejaba a pequeñas explosiones. Era el encanto de estos dulces colombianos. En poco tiempo, Quipitos se convirtió en una de las marcas más apetecidas por los niños, jóvenes y ¡claro! los adultos.

Este es un dulce en polvo creado por la empresa Quala. En 1983, esta empresa —especializada en productos en polvo— decidió crear un dulce con sabor parecido a leche en polvo azucarada que, además, generaba una sensación muy diferente a la acostumbrada (Las2orillas, 2021) Y así, el éxito fue inmenso.

El último de los dulces colombianos: Nucitas

Desde 1979 las Nucitas han hecho parte de la vida de los colombianos y extranjeros, deleitándolos con su inigualable sabor. Estos dulces colombianos son una mezcla de crema con sabor a nueces y chocolate. La fórmula del éxito de este increíble dulce fue comprada por Colombina a una empresa italiana (Semana, 2020)

Pero las Nucitas no quedaron ahí. Hoy en día es una de las pioneras del chocolate esparcirle en Colombia. Además, los sabores de Nucita también se encuentran en fantásticos helados y cremas para untar. Así que no hay excusa para no probarla.

El mercado de estos dulces va en constante crecimiento. Cada vez incrementan personas las que los conocen y los disfrutan. Además, se posicionan más y más en los estantes de comercios internacionales y son más importantes las alzas en sus exportaciones. Esto demuestra que los mejores dulces colombianos han venido representando fielmente la identidad colombiana. De la mano con el gran poder que se tiene en esta industria.

De esta manera, vale la pena recalcar, entonces, la función de los consumidores. Son ellos los encargados de mantener el valor de estos productos. Son ellos y sus acciones las que impulsarán el éxito de ventas, el reconocimiento internacional de las empresas y productos. Estos dulces colombianos son un engranaje importantísimo para fortalecer al país económica y culturalmente. Así que, ¿por qué no probarlos todos?

 

Bibliografía